No incita a la violencia: aseguran que fans de la música Death Metal son alegres y buenas personas

Las letras del Death Metal hablan de canibalismo, muerte y destrucción; pero esto no significa que sus seguidores vayan a adoptar este camino en sus vidas.

Las letras del Death Metal hablan de canibalismo, muerte y destrucción; pero esto no significa que sus seguidores vayan a adoptar este camino en sus vidas.

Larga data tiene esa idea de que la música más extrema como el Death Metal está asociada a personas violentas, amargadas, e incluso, calificadas como “satánicas”. Ahora un estudio viene a echar por tierra ese prejuicio.

Una investigación elaborada por la universidad australiana de Macquarie se centró precisamente en quienes escuchan Death Metal, y sus conclusiones indican que los oyentes de este estilo “son buenas personas”.

Bill Thompson, académico que dirigió el proyecto, partió de la siguiente premisa: “Hay muchas personas que disfrutan de la música triste: ¿queremos estar tristes? Lo mismo puede pasar con la música con temas agresivos o violentos. Para nosotros es una paradoja psicológica”.

Todo se debe a que las letras del Death Metal hablan de canibalismo, muerte y destrucción; pero el docente aclara que esto no significa que sus seguidores vayan a adoptar este camino en sus vidas.

Entonces llevó a cabo una prueba: durante una semana estudió a 32 seguidores del género y 48 que no lo escuchan. A ellos les mostraron una secuencia de imágenes desagradables mientras escuchaban diversos estilos musicales, desde baladas hasta Death Metal, consigna ABC.

Los científicos observaron cómo los cerebros de las personas asumían estas escenas y si el acompañamiento musical afectaba la percepción de la escenas observadas. Luego de algunas horas, describieron que los fans del Death Metal percibieron la imágenes con la misma sensibilidad que el resto de las personas.

La idea de Thompson es erradicar prejuicios respecto a las personas que tienen al metal como una de sus preferencias musicales, agregando que en la práctica su comportamiento es muy distinto a lo que sostienen grupos conservadores.

Foto: Shutterstock.

pixel

Lo más visto