El futbolista que pasó de jugar un Mundial a trabajar de mesero en una pizzería

El uruguayo Darío Silva defendió a su país en Mundial de Corea-Japón 2002, sin embargo, un accidente en 2006 terminó para siempre con su carrera profesional.

La carrera de un futbolista es relativamente corta, por lo que los jugadores intentan aprovechar al máximo su talento para asegurar su futuro cuando estén fuera de la actividad.

Aunque varios saben aprovechar las oportunidades, otros en cambio, la vida les juega una mala pasada que los obliga a empezar de cero. Es lo que le ocurrió a Darío Silva, delantero uruguayo que representó a su país en el Mundial de Corea-Japón 2002 y ahora trabaja como mesero en una pizzería.

Silva era una verdadera pesadilla para los defensas, que veían cómo el jugador hacía de las suyas en el área rival. Jugó en Inglaterra, Italia y España, donde alcanzó a marcar 114 goles. 

Pero en 2006 su carrera como futbolista llegó a su fin. Cuando era jugador del Portsmouth de la Premier League recibió una llamada de su padre. “Me dijo que no sabía si iba a aguantar más de tres meses vivo, y por eso dejé el fútbol”, dijo en conversación con el programa El Chiringuito TV.

Mientras estaba al cuidado de su padre, sufrió un accidente de tránsito que le costó la amputación de una pierna. “Cometí un error, me pasó esto y ya está. Me dolió lo que sucedió, pero menos mal que no pasó más de lo previsto”, dijo.

Sobre el dinero que había ganado en Europa, ya no queda nada. “Me manejaron el dinero e hicieron lo que quisieron. Así te terminan robando todo el dinero que hiciste”, señaló.

Hoy trabaja como mesero en una pizzería en Málaga, ciudad que siempre ha querido por los momentos de felicidad que le dio el fútbol. 

Fotos: Captura de video 

pixel

Lo más visto