La curiosa forma con que Mariah Carey ocultaba sus cirugías plásticas

La cantante ocupaba las tarjetas de crédito de sus asistentes para que nadie se enterara de sus elevados gastos en joyas, lujos y tratamientos estéticos.

La cantante ocupaba las tarjetas de crédito de sus asistentes para que nadie se enterara de sus elevados gastos en joyas, lujos y tratamientos estéticos.

Por años Mariah Carey mantuvo sus excesivos gastos en reserva. La cantante estadounidense no quería que nadie se enterara de los miles de dólares que gastaba en ropa, joyas y lujos, como también en cirugías plásticas y tratamientos estéticos. 

Sin embargo, el diario británico Daily Mail reveló la técnica que Carey ocupó por años para que no se supiera de sus elevados gastos: cargaba las compras a las tarjetas de crédito de sus asistentes o familiares.

“Mariah nunca quiere que la gente sepa acerca de sus compras, así que las cargaba a las tarjetas de Lianna o de Stella”, refiriéndose a su antigua asistente, Lianna Shakhnazaryan, y su representante, Stella Bulochnikov.

Debido a que la cantante le cuesta medirse a la hora de comprar, sus cercanos le permitían tener solo una tarjeta de crédito “porque siempre gasta mucho, tanto que llegaría rápidamente al máximo”, dicen las mismas fuentes.

Las compras de la cantante iban desde cosas tan cotidianas como comida rápida a cirugías plásticas como relleno de glúteos en una clínica de Beverly Hills.

Carey le pedía las tarjetas incluso a sus guardias de seguridad o sus niñeras, a quienes después les reembolsaba el dinero. Una muestra del nivel de gasto que tiene la cantante es la vez que desembolsó 50 mil euros en tiendas como Gucci, Louis Vuitton y Dolce&Gabbana.

Fotos: Shutterstock

pixel

Lo más visto